domingo, 13 de abril de 2008

Primer café...


Día de lluvia, mucha lluvia, de esos que lo único que te apetece es estar en casa con un cafecito, y de hecho es lo que estoy haciendo. Dos terrones de azúcar, un poco de café, otro tanto de leche, una cuchara, enciendo el ordenador, miro por la terraza, no para de llover, y llueve, y llueve, se me ocurre que hace tiempo que tengo ilusión de crear un nuevo blog, pongo una dirección en el servidor, empiezo metiendo los datod, voy bebiendo el café, me preparo y... aquí estoy!
Me llamo José Antonio, por si algunso no me conocían, vivo en un bello rincón del sur de España, allá dónde nace la alegría, dcen algunos, el mar, aclaman otros. Vivo enamorado de una princesa riojana, Lucía, y de una ciudad bella y hermosa, Cádiz.

Soy maestro de Educación Infantil. Actualmente trabajo con niños de 3-4-5 años, y me encanta, disfruto lo que puedo y cuánto puedo mi trabajo, porque realmente... es adorable.

De momento sólo he puesto el post, sin imágenes ni nada, más que nada pq no sé ponerlos, y tendré que averiguar cómo se ponen todas las cosas, jejeje, ya lo iré cmbiando pues.

Como tenía el café en mano, he decidido que mi blog irá por allí. Que cada cuál coja un poco de azúcar, como esa bella canción de Doña Mary Popins, y se sirva a su antojo, de manera que en mi blog, mientras que no sea insultos ni soeces, se pueda decir absolutamente de todo... liberté, como dicen los franceses. Ala! A disfrutar del cafecito!

3 comentarios:

Cris dijo...

Yo uno descafeinado con leche por favor... y azucar, claro... je je
Si te puedo ayudar en algo con el blog sólo tienes que decirlo y si lo se hacer, te ayudo.
Disfruta de los cafés...

Tere dijo...

Yo un cafe con leche jajaja Me gusta tu blog y como escribes.

Ya me pasare a tomar algun cafelito o un refresco si tienes jaja

Un saludo!!!

aloha dijo...

Bueno, pues cuando descubro un blog, y si no es excesivamente extenso en su número de entradas, empezo por el principio a leer.

Estuve leyendo varias de las últimas entradas, ya sabes..... así que me vine al principio.

Por cierto, tomo café a todas horas. Y duermo divinamente.