domingo, 26 de octubre de 2008

La capacidad de elegir...


¡Muy buenas bloggers! Hoy hablaremos sobre la capacidad de elegir que tienen las personas. El ser humano, pienso yo, es en sí mismo un abanico de opciones, un mundo de posibilidades.


Dicha realidad no es casual, sino que tiene que ver directamente con nuestra esencia más profunda: nuestra condición de seres libres, de seres que, gracias a Dios o a quién sea, nos sentimos liberados para poder coger una opción u otra… Está claro que no existe en la naturaleza ningún otro ser que tenga en sí mismo la capacidad de elegir, la cual considero que es privilegio único y exclusivo del hombre y de la mujer.


Sin embargo, resulta curioso observar como a lo largo de nuestra vida, especialmente de nuestra vida adulta, olvidamos en muchas ocasiones que somos libertad, puesto que nuestra capacidad de elegir nos acompaña allí donde vayamos y decidamos estar.


Es muy habitual que incluso ante cuestiones que aparentemente no tienen especial relevancia en nuestras vidas nos olvidemos, aunque sea momentáneamente, de nuestra capacidad de elegir. Capacidad también necesaria para gestionar decisiones de nuestra vida cotidiana que, sin ser trascendentales en sí mismas, pueden conducirnos por mejor o peor camino, dependiendo del acierto de nuestra decisión.


Por ello, es especialmente importante abrir nuestra capacidad de elegir por cuanto, ante un determinado problema o situación, el ser humano tiende a ver una sola salida, lo cual evidentemente le limita.


Para decidir, escucha tu emoción y tu corazón, y verás como ésta se alinea con la opción que más se ajusta a tu propio sistema de creencias y valores. De esta forma, habrás decidido lo más adecuado para ti.


Tienes la capacidad de elegir, es tuyo el camino, y no debes olvidar que en ese camino alguien que te quiere y te apoya te está esperando con la manita abierta…¿a qué esperas?

11 comentarios:

Proyecto de Escritora dijo...

Está claro que siempre puedes elegir (aunque a veces ninguna opción de las que se nos presenta, nos gusta), lo que pasa que esa libertad no es total, sino que puedes elegir entre las opciones que te da la vida en ese momento.
Por ejemplo yo ahora he elegido escribirte un comentario, y tenía dos opciones, o hacerlo o no hacerlo. Pero he optado por la que mas me gustaba.

Un saludo!

Tere dijo...

Si que somos libres de elegir y cada mañana cuando te levantas ya estas eligiendo si lo haces con el pie izquierdo o con el derecho,la ropa que te vas a poner,etc.........nos pasamos el dia eligiendo,pero lo chungo viene cuando las deciciones son mas importates y tienes dudas.....eso es lo peor tener dudas a la hora de elegir algo.Entonces,ahi aunque seas consciente de que tienes libertad a veces es complicado aunque pienses con el corazon,hay veces que algo pierdes,o a veces no es la decicion mas acertada.Total que hay que arriesgar a veces en las decisiones.

Anda que no dan que pensar tus post jaja

Un besico!!!

Castigadora dijo...

Cuando hablaste de elegir, se me vino a la cabeza la película de Mentes Criminales, no sé si la habrás visto (imagino que sí) en el momento en que la profesora (Michelle) les dice que no hay víctimas en esa clase y que todos deciden estar allí. Que son libres para decidir y que eso los hace más importantes de lo que ellos mismos se creen (es una gran escena y tu post me la recordó)
Besos

Hedda dijo...

Totalmente de acuerdo con todos los comentarios anteriores...

De hecho, ha sido inevitable el acordarnos de la profesora Lu Ann Jhonson de Mentes Peligrosas, ¿verdad?

El poder de elección es lo que nos hace ser libres a los seres humanos... esas elecciones y sus consecuencias es lo que construye nuestra vida :)

Pero siempre está ahí el Efecto Mariposa... a veces tan jodido...

Saludos. Buena entrada :)

simplemente yo dijo...

Sin duda tienes toda la razón.. pr esa misma capacidad de elegir es la q a veces nos paraliza por miedo.. Aunq yo creo q en esos casos hay q coger aire,, y seguir.. Buen consejo el de escuchar a tu corazón. besos

R.M dijo...

La libertad es hermosa. El poder de decision es eso, poder, una sensacion estupenda y que nos llena.
El miedo a equivocarnos despues de haber hecho esa decision es lo que nos aterroriza.

A quien echamos la culpa si no nos dejamos llevar y decidimos por nosotros mismos?

Que pasa si al final del camino no encontramos lo que deseabamos? A quien le podemos recriminar?

De cualquier modo, ser valiente en esta vida es una de las cosas mas importantes. Ser valiente pero no temerario.

Decidir escuchando la cabeza, el corazon.

Y de vez en cuando, ke tal dejarse llevar????

Jo, como toi hoy. Divagando ke es gerundio jaja

Saludos y gracias por tus visitas.

Celia dijo...

La vida está llena de elecciones, aunque pasan deseaperdibidas porque no le damos importancia, sin embargo, en otras ocasiones nuestro mundo se para ante la idea de tener que elegir... sin darnos cuenta que tal vez, las grandes decisiones no son las que dibujan nuestro camino, porque a veces, las pequeñas y diarias invisibles nos lo han marcado ya...

Gracias por el blog y por lo comentarios

Besos

Raquel dijo...

Por fin puedo comentarte, es que no me funcionaba la cuenta Google, ¿q tal vas con las opos? Yo este año tranquila porque no me presento a las de maestros, me presento a unas de guarderias de Navarra, bss

Mercy dijo...

A veces hay momentos en los que tenemos que elegir entre dos cosas o dos personas que son muy importantes para tí y realmente no sabes que hacer. Una situación bastante dificil. A veces no sabes cual elegir porque no estás segura de que es lo que realmente quieres, que será lo mejor, y para eso lo mejor es escuchar tu corazón.

Muchas veces dejamos de hacer lo que creemos mejor para nosotros, si eso puede perjudicar a una tercera persona. Renunciamos a nuestra felicidad en cierto modo para evitarle el dolor a otra....pero a la larga es peor para tí. Pienso que en ocasiones tenemos que ser egoístas.

Inma dijo...

Pues no estoy de acuerdo del todo. En teoría podemos elegir, en la práctica somos esclavos del amor a los nuestros, del sentido común, del miedo.

Tomo el 99% de las decisiones pensando en lo que será mejor para los que quiero y no en lo que yo realmente anhelo.

Lo que sí puedo decidir es si visto de rojo o de azul ...

Tamara Sánchez Torralba dijo...

Yo trabajo con personas que tienen discapacidad intelectual y/o Síndrome de Down y mi día a día es una lucha constante para ayudarles a ser más autónomos y poner en práctica el derecho que tienen como ser humanos, a poder elegir. Poder elegir qué ropa quieren ponerse por la mañana, a elegir dónde quieren vivir o qué trabajo les gustaría realizar, por lo que muchas veces, no todas las personas "eligen" libremente cómo van a vivir su vida, desgraciadamente, pero estoy completamente de acuerdo con lo que dices. La vida y es pura elección, a veces sin darte cuenta, eliges pequeñas cosas que cambian tu vida...

Buen post!
saludossss